Gobierno del Estado de Chihuahua

Con eficiencia y creatividad, JCAS y Juntas Municipales acumulan obras por 1,400 mdp en el estado

Encabeza gobernador Javier Corral presentación del evento “Logros y Avances 2018” de la Junta Central de Agua y Saneamiento; acude la subdirectora general de Infraestructura Hidroagrícola, de la Conagua, María del Rosario Angulo Álvarez

7 de febrero 09:48pm


Nada más en el último año, con inversión de 788 mdp se beneficiaron a 2 millones de personas con lo que el 60 % de la población estatal fue favorecida por obras de agua potable, alcantarillado y saneamiento, ejecutadas gracias a los ahorros generados por un rediseño institucional y un manejo honrado de los recursos

Con eficiencia, creatividad, honestidad, combatiendo la corrupción y privilegiando lo técnico sobre lo político, se ha logrado en dos años el rescate moral de la Junta Central de Aguas y Saneamiento (JCAS) y de las Juntas Municipales, que de ser cajas chicas para las campañas políticas, pasaron a ser ejemplo de buena administración, destacó el gobernador Javier Corral Jurado al presidir el evento “Logros y Avances 2018” del organismo descentralizado.

El mandatario informó que solo en 2018, ese manejo eficiente permitió una inversión total de 788 millones 567 mil 935 pesos con obras de infraestructura en la red de agua potable y drenaje, y llegando a lugares que nunca antes habían contado con un sistema de agua en sus viviendas con la destacada colaboración de la sociedad civil.

En conjunto con el presidente del Consejo de Administración de la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), Ismael Rodríguez, informó que esos 788 millones se suman a lo invertido anteriormente, con lo cual, en lo que va de la administración estatal, los recursos destinados a agua potable, rehabilitación de pozos, colectores, reforzamiento de la red morada de agua tratada, entre otras acciones, alcanza la cifra de mil 400 millones de pesos.

En su mensaje, recordó que las inercias del viejo régimen habían acostumbrado a pensar que la ineficiencia, la incapacidad, y la incompetencia eran características naturales de la administración pública, que lo natural era esperar y que los servicios públicos fueran malos y limitados.

“Hemos demostrado en estos dos años que no es así, no cabe duda de que esa manera de ver lo público en el pasado, hace aún más sobresaliente el trabajo que hoy podemos reconocer de la Junta Central de Agua y Saneamiento, tras dos años de rediseño institucional”, destacó.

Dijo que resulta fundamental reconocer que detrás de las cifras y las estadísticas está un equipo que ha sabido dignificar la función pública, que ha implementado una visión centrada en resultados con especial éxito y por ello felicitó a todo el personal que conforma este excepcional equipo.

Resaltó que al igual y ocurrió en todas las entidades vinculadas al Gobierno del Estado, en la anterior administración la JCAS también fue vulnerada por propósitos políticos ajenos a su misión y otros auténticamente criminales, al inflar gastos de todo tipo, con vehículos de lujo para funcionarios consentidos, una nómina plagada de duplicidad de funciones y de personal fantasma, “se usó la recaudación de la Junta para financiar la manipulación de los medios de comunicación, entre un largo listado más de abusos. Por eso, hoy el contraste no podría ser mayor”, señaló.

“No se nos puede olvidar que las juntas de aguas eran las cajas chicas de las campañas políticas, imagínense nomás, usar el agua para propósitos político-electorales, es doble crimen, no solo el peculado electoral, sino lo que significa supeditar la prestación de un servicio y de un instrumento vital a fines parciales”, expresó.

Celebró que la JCAS y las Juntas Municipales lograron adelgazar la plantilla de personal en 840 plazas, lo que generó recursos para inversión en obra, pero además una mejora generalizada de los servicios por efecto de ese rescate moral y de una profunda reingeniería en los procesos internos y operativos de la institución.

“Por ello –explicó– las Juntas han podido pasar del absoluto desaseo, del saqueo de sus recursos, a ser ejemplo en el Estado, de que la buena administración puede producir cambios palpables de manera acelerada, con administradores honestos que no vinieron a enriquecerse, sino a aportar su esfuerzo.

“Con el replanteamiento de su estructura, una agresiva estrategia de reducción de gastos y una gran dosis de compromiso personal, este equipo ha logrado abrir un capítulo nuevo en la historia de las Juntas. Ha podido hacer viable su operación en el futuro inmediato sin depender de ningún otro orden de gobierno o institución, e incluso ha encontrado la manera de mejorar sustancialmente políticas del agua promovidas desde el Gobierno Federal”, agregó el gobernador.

Dijo que además de prestar el servicio de agua cotidianamente a más del 94 por ciento de los chihuahuenses, la obra realizada sólo el año pasado beneficia a 2 millones de personas; es decir, casi el 60 por ciento de la población fue favorecida por la inversión directa en agua potable, alcantarillado y saneamiento.

Expuso que en lo que va de la administración se integraron casi 30 mil tomas de agua potable nuevas, lo que implica incorporar al servicio a más de 111 mil chihuahuenses.

Informó que se puso en marcha la planta tratadora del Valle de Juárez con la conclusión del colector sur-sur; la reposición del colector Zempoala y el colector Teófilo Borunda, así como la rehabilitación y perforación de 57 pozos en Ciudad Juárez.

A la vez, en Chihuahua se construyeron rebombeos y la línea morada; se rehabilito la planta potabilizadora, se llevó agua y drenaje a las familias que viven en la Colonia Ávalos, se aumentaron las horas de servicio a varias colonias y se rehabilitaron 35 pozos.

En Aldama se construyó una planta de tratamiento y se desarrollaron sistemas de agua y alcantarillado en Ascensión, Janos, Nuevo Casas Grandes, Guachochi, Camargo, Delicias, Meoqui, Parral, Matamoros, Allende, Ojinaga, Urique, Batopilas, Guadalupe y Calvo, Balleza, Santa Isabel y Madera, entre otros municipios, principalmente en la mayor parte de la zona occidente del estado, donde el reto no es llevar agua a una colonia más, sino a una familia a la vez.

“En esta labor quiero reconocer también la colaboración de los Alcaldes, con quienes hemos trabajado a lo largo y ancho del estado, sin distinción de partido, sin detenernos en disensos ideológicos, porque nuestra convicción es que los intereses de la comunidad vayan por encima de cualquier otro, y esa es la actitud que esperamos del Gobierno Federal”, indicó el gobernador.

Explicó que “el impacto de llevar el agua a las casas de esas familias, va mucho más allá del tema que nos convoca, tiene que ver con justicia social, tiene que ver con la dignidad humana, con la tranquilidad de las y los chihuahuenses, con los derechos de las niñas y los niños, con igualdad de género, con potenciar el desarrollo productivo de las regiones y una gran diversidad de temas que se hilvanan alrededor de un guaje de agua”.

El programa que está implementando la Junta, resulta destacable precisamente porque garantiza su efectividad, y lo hace con una erogación de muy baja escala, en lo que representa un logro heroico que no sería posible sin la participación de la sociedad civil, los aliados estratégicos en este programa, que se encargan de ir a los puntos más recónditos de la sierra, llevar los materiales, capacitar a la ciudadanía y asegurarse de la instalación del sistema, asentó el titular del Ejecutivo.

“Por eso quiero hacer patente mi reconocimiento al Centro de Acopio para la Tarahumara y al Centro de Desarrollo Alternativo Indígena, quienes atienden familia por familia y comunidad por comunidad para empoderarlas, poniendo en sus manos el conocimiento y la técnica para contar con agua potable”, dijo el mandatario.

Javier Corral enfatizó que con el mismo compromiso, se establecieron convenios de colaboración con las asociaciones Comunidad y Familia, así como Ecología y Comunidad Sustentable, para la instalación de Sistemas Colectivos, que les permite a comunidades marginadas, especialmente en la zona rural, proveerse y almacenar agua.

Destacó que de la mano de la ciudadanía, como desde hace dos años, se transformó la manera de ejercer el gobierno, porque la mejor manera de evitar que las viejas prácticas vuelvan y promover nuevas y mejores, es abrir la operación de las juntas de agua a la sociedad.

“En ese tenor, hemos comenzado la instalación de los Comités de Administración auténticamente ciudadanos tanto en la Junta Central, como en las municipales. Este es un principio transversal de esta administración que, en el caso de la Junta, se expresa en una política permanente, anclada y respaldada en la reforma a la Ley del Agua que promovimos en 2017”, expresó.

Detalló que por lo anterior, esta empresa pública y sus filiales locales, están obligadas a integrar en su proceso de planeación y toma de decisiones a la sociedad civil independiente, a la academia, al empresariado, a los colegios de profesionistas y al talento que desde la colaboración desinteresada impulsa la mejora permanente.

Informó que además, las sesiones se transmiten en vivo para que exista una transparencia total en los datos financieros y las decisiones de los organismos.

“Este va a ser un legado institucional perdurable para el Estado, y para el organismo. Un recurso invaluable para que los años de la simulación de la obra, de los obscenos sobrecostos y el desvío de los recursos que pertenecen a los chihuahuenses, no vuelvan a existir”, señaló el titular del Ejecutivo.

Recordó que nada más en proyectos ejecutivos para el drenaje pluvial en Ciudad Juárez, la actual administración ha invertido cerca de 50 millones de pesos, lo cual es una cantidad mayor a la invertida por los últimas tres administraciones estatales.

En su intervención, el presidente del Consejo de Administración de la JCAS, Ismael Rodríguez, informó que pondrán énfasis en el esquema “agua para los excluidos”, que atenderá a personas que jamás han contado con algún tipo de servicio de agua.

A su vez, el director ejecutivo de la JCAS, Óscar Ibáñez, dio a conocer que mientras la inversión federal decrecía del año 2016 al 2018, de 294 millones de pesos a 88 millones, los recursos propios ascendieron drásticamente de 39.45 millones a 601 millones de pesos, gracias a los ahorros logrados y a la mejor administración de la JCAS y de las Juntas Municipales.

En ese mismo lapso de tiempo y luego del rediseño institucional se redujeron 836 plazas en la JCAS y Juntas Municipales, al pasar de 4 mil 070 a 3 mil 234.

En representación de la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, asistió al evento la subdirectora general de Infraestructura Hidroagrícola, María del Rosario Angulo Álvarez, quien resaltó que el compromiso del gobernador con los servicios hídricos es una prioridad que comparte el Gobierno Federal y felicitó a Ismael Rodríguez y Óscar Ibáñez por el esfuerzo que realizan diariamente a favor de la población en este tema.

La funcionaria federal expresó que la rendición de cuentas es fundamental y el tema del agua es una responsabilidad básica con los mexicanos y mexicanas.

“Nos da gusto escuchar que está trabajando para llevar el agua a las comunidades más alejadas, la doctora nos ha instruido a impulsar este tipo de acciones, se trata de apoyar a los más pobres de México”, apuntó.

Elogió la transmisión de las sesiones de las Juntas de Agua de Chihuahua y Juárez, lo cual es un excelente ejemplo a nivel nacional, porque la transparencia en la administración del agua es una de las instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por último, se comprometió a apoyar la investigación de los proyectos que se requieran para apoyar a Chihuahua en los que tienen la disponibilidad de agua para las actividades productivas.

Al evento también asistió el coordinador estatal de programas sociales del Gobierno Federal, Juan Carlos Loera de la Rosa.

ooo---000---ooo

Descargar imágenes

Con eficiencia y creatividad, JCAS y Juntas Municipales acumulan obras por 1,400 mdp en el estado