Gobierno del Estado de Chihuahua

2 de noviembre. Aportan donativos en apoyo de 620 niñas, niños y adolescentes tutelados del DIF Estatal

Presiden cena de gala el gobernador Javier Corral Jurado y su esposa Cinthia Aidé Chavira Gamboa, donde funcionarios, empresarios y Organizaciones de la Sociedad Civil aportaron sus donativos

01:30pm


El gobernador Javier Corral Jurado y su esposa Cinthia Aidé Chavira Gamboa, presidieron una cena de gala para recaudar fondos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de 620 niñas, niños y adolescentes, tutelados en 22 albergues del DIF en la entidad.

Catalogada como “Una cena de muertos bien viva”, el mandatario agradeció a unos 200 comensales que compartieron el pan y la sal en el lobby del Museo Semilla, por asistir a la convocatoria y así respaldar el esfuerzo que el Gobierno Estatal emprendió para atender a las personas vulneradas, como parte de un primer grupo que es convocado para sumarse a esta causa.

“Nuestro objetivo es involucrar a todas y todos los chihuahuenses, pero queremos empezar desde casa, sembrando la semilla de la empatía y la solidaridad a través de nuestras y nuestros funcionarios”, declaró el gobernador.

Enfatizó que se trata de reunir recursos fuera del presupuesto, con la donación voluntaria de funcionarios, empresarios y Organizaciones de la Sociedad Civil para que se fomente la solidaridad social con los que menos saben, menos pueden y menos tienen.

“Las niñas y niños residentes de albergues, son sin duda alguna un grupo poblacional que ha sufrido, incluso desde su nacimiento, los rezagos sociales y económicos de un sistema que no ha podido cubrir sus principales necesidades”, expresó.

Explicó que a través del Departamento del Voluntariado y Participación Social, del Centro Estatal para el Fortalecimiento Familiar de Desarrollo Integral de la Familia, se establecen estrategias de procuración de fondos, así como de vinculación con organizaciones de la sociedad civil y grupos solidarios, para coadyuvar con las necesidades de los CAS y lograr una mayor incidencia social, al restablecer las redes de trabajo colaborativo con instancias públicas y privadas.

El titular del Ejecutivo estatal agradeció la aportación que realizaron los presentes, que hará una gran diferencia y coadyuvará a seguir velando por el interés superior de las niñas, niños y adolescentes, a través de un enfoque basado en el bienestar y respeto de sus derechos, así como en su desarrollo integral.

Agradeció a su esposa Cinthia Aidé por realizar esta convocatoria, por su empeño, dedicación y gran amor con el que abraza su responsabilidad al frente del DIF, puesto que es un ejemplo de compromiso, de entrega al servicio público en favor de los más necesitados.

Al hacer uso de la palabra, la presidenta del DIF Estatal celebró la presencia de quienes se dieron cita para hacer la diferencia en las condiciones de vida de las 620 niñas, niños y adolescentes que se encuentran bajo el cuidado del Estado y se verán beneficiados con este gesto de solidaridad.

Expresó que la institución a su cargo tiene la encomienda de garantizar los derechos de la niñez y la adolescencia, que les permitan tener la certeza de un mejor mañana.

Dijo que velar por estos derechos no solamente le compete a la autoridad, sino a todos los sectores de la sociedad, a fin de visibilizar que no debe ser cotidiano que se vulneren.

Chavira Gamboa dijo que las aportaciones de los asistentes no se miden en recursos, sino en sueños, en derechos y en consolidación de futuro.

José María Medalla de 21 años y originario de Urique, es uno de los tutelados que se ha beneficiado 13 años viviendo en un albergue del DIF y actualmente estudia Administración de Empresas en la Facultad de Contaduría y Administración, de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

“A pesar de que todos tenemos una historia diferente, todos ahí nos apoyamos y nos vemos como hermanos, a pesar de que nos falte una mamá”, manifestó en su intervención.

Compartió que sus objetivos son terminar su carrera y posteriormente cursar alguna maestría para estar mejor preparado.

A su vez, la directora de la Casa Hogar Yireh A. C., María Elsa Amaro Nájera, a quien cariñosamente llaman “Mamá Elsa”, reveló que es madre de tres hijos biológicos y de 140 hijos de crianza, a quienes les ha moldeado el carácter, después de que muchos de ellos sufrieron carencias, abusos y maltratos físicos y emocionales.

Dijo que después de la lluvia, nace un tallo verde, luego una planta y posteriormente un frondoso árbol, como ahora con José Medalla, que está en camino a convertirse en profesionista, al igual que otros cuatro de sus compañeros y compañeras.

Hizo patente su gratitud con las personas que se sumaron a esta causa con su donativo, para continuar con esta labor que realiza desde hace muchos años.

ooo---000---ooo

Descargar imágenes

Aportan donativos en apoyo de 620 niñas, niños y adolescentes tutelados del DIF Estatal

Documentos adjuntos