Municipios > Casas Grandes, cultura y arquitectura que inspiran

Casas Grandes, cultura y arquitectura que inspiran

Casas Grandes, cultura y arquitectura que inspiran

25 de abril

262visitas 11:32am

Por Vinculación

Por Antonio Ozaeta

A una distancia de 363 kilómetros de la ciudad de Chihuahua, el municipio de Casas Grandes es uno de los tres Pueblos Mágicos del estado grande. Se caracteriza por su vasta historia cultural que la catapulta en un sitio de sumo interés para turistas que gusten de las maravillas arquitectonicas.

Fue descubierto en 1565 por los primeros exploradores españoles dándole formalidad al nombre 100 años después bautizándola como San Antonio de las Casas Grandes. La cabecera del municipio recibe a miles de visitantes cada año que gustan de visitar su río principal protegido por pinos y álamos, su pintoresca plaza principal y un templo parroquial antiquísimo.

Sin lugar a dudas, el atractivo principal de Casas Grandes es el sitio arqueológico de Paquimé, declarado en 1998 por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. En este sitio que tomó su más grande auge entre los años 900 y 1200 d.c vivieron más de tres mil personas generando una cultura distintiva reuniendo las características del Desierto chihuahuense, el Occidente y Centro de México.

Los paquimenenses se convirtieron en maestros de la construcción trabajando de manera magistral la madera que utilizaban para modelar sus muros. Los techos eran de vigas y tierra apisonada. Dentro de su gran legado es que construyeron más de mil cuartos para dar forma a las Casas Grandes, algunas casas hasta con cuatro pisos de altura.

Dentro de su legado cultural lograron crear un estilo propio y único en el mundo, con estrategias de supervivencia, agricultura, economía, manifestaciones artísticas, sistema religioso y relación de sus comunidades, logrando una sociedad estable en su conjunto.

Además de la maravilla arquitectónica de esta civilización, también se puede visitar otro lugar con gran historia como el Arroyo de los Monos, que guarda vestigios de las culturas Hohoka, Mogollón y Anasazi.

En los límites de este arroyo se pueden apreciar petrograbados en las enormes de piedras donde se plasman figuras humanas, animales y escenas de cacería con representaciones abstractas.

También en un territorio más cercano a la cabecera nos encontramos con la Hacienda de San Diego, que perteneció a Don Luis Terrazas, terrateniente que llegó a ser dueño del 10 por ciento del territorio de Chihuahua a principio del siglo XX.

Esta hacienda refleja vestigios de una hacienda impresionante en su juventud, como que tenía un manantial de aguas termales en su interior y unos baños de vapor, así como 40 enormes habitaciones y una hermosa fuente que rodeaba un jardín.

En cuanto a las atracciones culturales se puede visitar la laguna Rodolfo Fierro, un enorme cuerpo de agua artificial que crearon los mormones a mediados del siglo XIX. Cabe señalar que el asentamiento mormón aún existe en la actualidad y su origen se dio en la época de Porfirio Díaz cuando se les dio entrada al país provenientes de Estados Unidos, donde eran fuertemente criticados por sus prácticas poligamicas.

Actualmente esta laguna es visitada por cientos de turistas que disfrutan de la pesca y actividades acuáticas.

Otra localidad digna de visitar en Casas Grandes es la de Juan Mata Ortiz, que surgió como un centro alfarero gracias al entusiasmo del artista local Juan Quezada quién en los años 50 estudio la artesanía de Paquimé para comenzar a trabajar con la misma técnica y estilo.

En la actualidad existen miles de habitantes en esta comunidad de Mata Ortiz que se han apropiado del arte de la alfarería perfeccionando la técnica y exportando sus materiales, creando piezas que incluso han sido reconocidas por la UNESCO y siendo regalos hasta para el Papá Juan Pablo II.

En cuanto a las actividades físicas y recreativas en tu visita a Casas Grandes no olvides visitar el Racho La Manga, uno de los centros recreativos más importantes del estado de Chihuahua. Disfruta de sus cabañas instaladas en jardines cubiertos de pinos y encinos. En La Manga se pueden rentas caballos, motos, tiendas de campaña para acampar, visitar un pequeño zoológico, así como atravesar pequeños senderos y convivir con animales de granja.

Casas Grandes vale la pena por todo lo anteriormente descrito, sus sitios que son mezcla heterogénea de historia y cultura harán que tu visita sea inolvidable. Si disfrutas del turismo de observación que esperas para elegir a Casas Grandes dentro de tu agenda más próxima y conocer un mundo aún inexplorado que enorgullece a sus habitantes y enamora a propios y extraños.

ooo---000---ooo